19.11.18

"Mixtape I."


https://www.mixcloud.com/CenTerO_JaguariTech/salta-la-chafi-mixtape-i

Tracklist:

Astrix - "Deep Jungle Walk"
qebrus - "⍕ ǝ ƃ ɐ ɹ ⍒ ǝ ɥ ʇ ⍒ ʇ s u ı ɐ ƃ ɐ ⍒ s ǝ u ı ɥ ɔ ɐ W ⍎ 50% degraded"
Digital Sex - "Wave"
Phoenix #2772 - "See The Light"
Tonikom - "Interlude"
Kontext - "Refracted Man"
Noah D - "Take Back Control"
Blue Sky Black Death & Nacho Picasso - "Staring At The Sun"
The Bug - "Catch A Fire"
Son Lux - "Breath In"
Commodo - "Sleepwave"
Ruido - "Pasando El Rato"
Osmonds - "I, I, I"
Brian Eno - "This"
Venetian Snares - "This Bitter Earth"
Tosca - "Harry Dean"
Om Unit - "Drift Interlude"
Orquesta Akokán - "La Cosa"
Pantera - "You´ve Got To Belong To It"
Traxman - "Lifeeeee Is Forever"
A Sagittariun - "The Age Of Sin"
Guts - "Freedom"
Actual Proof - "Paradise"
Public Enemy - "Earthizen"
Prodigy x Alquemist - "Intro"
Smoove & Turrell - "I Need A Change"
Hercules & Love Affair - "Think"
Azari & III - "Hungry For The Power"
Hunee - "The World"
Mac Miller - "Colors And Shapes"

22.10.18

"RAW."

Imagen: "ASTROID." - Koike Keiichi.

"Pero el ser abierto sin reserva -a la muerte, al suplicio, al gozo (joie)- el ser abierto y muriente, doloroso y dichoso, aparece ya en su velada luz: esta luz es divina."

"Madame Edwarda." - Pierre Angélique (George Bataille).

14.10.18

"-Yo quién?"

Imagen: Créditos al autor.

"Una puerta puede estar tapiada, puede estar abierta de par en par, o simplemente puede estar sin llave. Pero una vez abierta, la puerta misma plantea ambigüedades que sólo el pasaje puede resolver. Es posible leer la formulación «derribar puertas abiertas» con uno de los escritores literarios que formaron parte del canon literario de Bataille: Franz Kafka. El cuento «Ante la ley», muestra hasta qué punto alguien puede quedarse hasta el fin de sus días, frente a una puerta abierta, por no animarse a abrirla. Esa puerta que había sido sólo para un hombre, al morir éste, se clausura. Una puerta no es más que un artificio, y como tal, una barrera abierta."

"Entre Bataille y Lacán. Ensayo sobre el ojo, golosina canibal." - José Assandri.

13.8.18

"Fair Play."

Imagen: Créditos al autor.

"Soy el resultado de un juego, juego que,
si yo no estuviera, no sería, no podría ser."

"Lo imposible." - Georges Bataille.

29.9.16

"No, no puede."

Imagen: "La Liseuse". Jean-Honoré.

"Ni todas las vanidades que doblegan al mundo pueden alterar siquiera un ápice la medida que ha elegido la noche. (...) El pulso de cada corazón está perfectamente sincronizado con el canto de los grillos y el tictac que hace el escarabajo en la pared. Altéralos si es que puedes."

"Resonancia siniestra." - David Toop.

28.9.16

"Ya sabés."

Imagen: Créditos al autor.

"Él escuchará el mundo y, sobre todo, lo que peyorativamente se llama «ruido», que se dice que no tiene ningún sentido, y los murmullos, llenos de significado; y, finalmente, él escuchará los silencios."

"Resonancia siniestra." - David Toop.

"Pispeando."

Imagen: James Jean.

"Contrasten esto con el concepto de Muhammad Ali de «Near room» (Habitación cercana), ese lugar imaginario cuyas puertas se abrían cada vez que un golpe particularmente fuerte amenazaba con sacarlo de combate: «una casa de locos...» fue como George Plimpton describió la visión de Ali, «un lugar que, cuando se metía en problemas en el ring imaginaba que entreabría sus puertas permitiéndole vislumbrar unas luces de neón anaranjadas y verdes titilando, murciélagos tocando la trompeta y cocodrilos tocando el trombón, y donde podía escuchar a unas serpientes gritar. Extrañas máscaras y disfraces colgaban de la pared, y él sabía que si cruzaba el alféizar y las tomaba, provocaría su propia destrucción.»"

"Resonancia siniestra." - David Toop.

"La llamada."

Imagen: El príncipe feliz. Oscar Wilde.

"Piense en las veces que su estómago ha hecho ruido en momentos inoportunos: en el espantoso silencio de un funeral o en la concentrada quietud de un aula durante un examen. ¿Por qué tengo hambre ahora? Pero no es hambre: el cuerpo registra la tensión del momento, emite un sonido para que se convierta en un mensaje para la mente, que todavía se encuentra perdida en la enormidad del significado."

"Resonancia siniestra." - David Toop.

"PRA."

Imagen: Créditos al autor.

"La melodía oída siempre es dulce, pero cuánto más dulce
es la que no se oye. Seguid sonando, pues sutiles flautas:
no ya para el sensual oído, sino, más apreciadas,
tocad para el espíritu vuestras mudas canciones."

"Resonancia siniestra." - David Toop.

27.9.16

"YEEEHAAA!"

Imagen: Créditos al autor.

"En el mismo pasaje, Proust escribe acerca de un hombre que tiene los oídos tapados, y está leyendo en un silencio tan profundo que pareciera que los dedos de un dios estuvieran pasando las páginas: «La retirada del sonido, su disolución, lo sustrae de cualquier agresión que pueda alzarse sobre nosotros... Jugamos juegos de paciencia con cartas que no podemos oír, tanto que llegamos a pensar que no las hemos mezclado, que se mueven de acuerdo a su propio capricho y, anticipando nuestro deseo de jugar con ellas, han empezado a jugar con nosotros.»"

"Resonancia siniestra." - David Toop.

""

Imagen: アキラ. 大友克洋.

"En la Odisea de Homero, Ulises usa cera para tapar los oídos de su tripulación y protegerla así del canto de las sirenas, y se hace atar a él mismo al mástil para poder escucharlo sin sucumbir. El efecto de su música encantada es descripto por Circe como una amenaza a la integridad del hogar: «No hay regreso al hogar para el hombre ingnorante que se acerca a las sirenas y escucha su canto; no hay bienvenida de la esposa, ni niños alegrándose por el regreso del padre.»"

"Resonancia siniestra." - David Toop.

24.9.16

"Sin fecha."

Imagen: Créditos al autor.

"Miré a mi alrededor, y en el mismo odio en ebullición se encontraba, furiosa y humeante, la selva, mientras que el río, con majestuosa indiferencia y sarcástico desdén, todo lo minimizaba: las fatigas de los hombres, la carga de los sueños y los suplicios del tiempo."

"Conquista de lo inútil." - Werner Herzog.

"→"

Imagen: Créditos al autor.

"Por la noche vi un satélite que pasaba veloz, devorándose las constelaciones. Una luna tímida hacía la bruma sobre la corriente, que parecía sumida en una plegaria nocturna, aún más lívida, más espiritualizada. La selva a ambos lados del río, que celebraba su misa nocturna, cumplía la función de monaguillo. Ningún sonido de animales, ningún grito nocturno; sólo de un gigantesco árbol torcido cayó una hoja inmensa, como un pterosaurio alcanzado por flechas. Todo afuera como implorando, sin realizarse, sin ser redimido. A mí esto me deja sin emociones, porque soy como el cauce vacío de un arroyo durante su limpieza. Mi vida es como una casa que me resulta ajena."

"Conquista de lo inútil." - Werner Herzog.

"sabiendo eso jaja saludos"

Imágen: Jeff Mills y Richard James. Créditos al autor.

"Junta, junta, junta. Junta palabras, amigo mío, pero terminar alguna vez de describir al fuego jamás se podrá."

"Conquista de lo inútil." - Werner Herzog.

26.5.16

"Nos vimo`."

Imagen: "November bath." - GiGi.

"Es el proceso de abstracción o de reducción propio de Bergson: captar el movimiento de la música independientemente de su melodía, captar el movimiento del místico independientemente de todas las voces, imágenes y emociones que lo acompañan, captar la corriente de vida independientemente de las formas creadas que atraviesa, captar el movimiento de la obediencia y de la creencia independientemente de toda obligación y de toda religión, captar las emociones independientemente de su contenido emocional, en resumen captar un todo virtual independientemente de su actualización siempre parcial. Uno se aparta de toda representación para entregarse a los puros movimientos. Uno se separa de los calificativos o de los nombres para consagrarse a los verbos."

"Potencias del tiempo." - David Lapoujade.

"Full-On."

Imagen: MF DOOM. Créditos al autor.

"El salto intensivo que describe Bergson sacude el conjunto de este sistema al precio de una profunda pérdida de equilibrio cuyo testimonio ofrecen las crisis místicas. El imperativo ya no emana del presente ni de su reflexión en el porvenir; emana del pasado, del más profundo pasado, de un pasado inmemorial del que hemos visto que constituye una suerte de memoria del porvenir. «Sacudida en sus profundidades por la corriente que la arrastrará, el alma cesa de girar sobre sí misma [...]. Se detiene, como si escuchara una voz que la llama. Entonces se deja llevar, derecho hacia delante». Ahora bien ¿qué es esta «vos» si no un imperativo que emana de la memoria o del élan vital como fuerza espiritual? Es de ahora en más la memoria la que, desde el fondo de sí misma, lanza una respuesta a la cual responde el hombre por entero. Se trata de ahora en más de un sistema respuesta/respuesta. Es la totalidad del pasado la que, a la manera de una vocatio, pasa a la acción, en función de sus propias exigencias y ya no de exigencias materiales, personales y sociales. Este llamado es una «exigencia de creación». Después de obedecer y de creer, crear es el tercer verbo de las «Dos fuentes», el tercer imperativo. Pero este imperativo es prueba en realidad de una liberación; ya nada obstaculiza, en el místico, a la potencia de creación. «El esfuerzo sigue siendo indispensable, y también la resistencia y la perseverancia. Pero estos llegan completamente solos, se despliegan por sí mismos en un alma a la vez actuante y "actuada"». Queda por determinar de dónde extrae este imperativo la fuerza eruptiva capaz de sacudir los sistemas existentes y de liberar al hombre de los círculos donde lo encierra la naturaleza."

"Potencias del tiempo." - David Lapoujade.

"2016."

Imagen: "Stańczyk". Jan Matejko.

"...la experiencia muestra que si, de dos tendencias contrarias pero complementarias, una ha crecido al punto de querer ocupar todo el lugar, la otra se encontrará bien a poco que haya sabido conservarse: su turno llegará, y se beneficiará entonces de todo lo que fue hecho sin ella, que incluso fue dirigido vigorosamente contra ella."

"Potencias del tiempo." - David Lapoujade.

23.5.16

"Yoga flame."

Imagen: Créditos al autor.

"Es a esta memoria espiritual, esencialmente virtual, a lo que remite la intuición en Bergson. Es en esas profundidades que la intuición extrae su «energía espiritual». Tal es la conclusión a la que arribará Las Dos Fuentes. La intuición procede de una emoción fundamental, generadora de ideas, «Hay emociones que son generadoras de pensamiento; y la invención, aunque de orden intelectual, puede tener la sensibilidad por sustancia [...]. Una emoción es un estremecimiento afectivo del alma, pero una cosa es una agitación de superficie, otra cosa una sublevación de las profundidades». Basta una emoción, y solo una, para que a ella se añada todas las que llegarán a alimentarla, para que crezcan hasta formar una tendencia o una exigencia de creación suficientemente fuerte para invertir el sistema del yo de superficie. «El espíritu donde reside esta exigencia pudo no haberla sentido plenamente más que una vez en su vida, pero siempre está allí, emoción única, conmoción o impulso recibido desde el fondo mismo de las cosas». Los tres elementos del bergsonismo se reencuentran en esta frase: la duración que anima el fondo de las cosas, la emoción profunda conservada en una memoria del porvenir y el espíritu que recibe de esto toda la energía que le permite abrir el tiempo sobre una duración creadora."

"Potencias del tiempo." - David Lapoujade.

"24/7."

Imagen: Créditos al autor.

"Hace falta extraer las consecuencias de lo que precede desde el punto de vista de la concepción de la memoria, en Bergson. Vemos en efecto que todas las emociones llevan la mayor parte del tiempo una vida de espera. La emoción no es solo memoria, o más bien la memoria no es solo memoria en Bergson, sobre otro plano ella es espera, pura espera. Nuestra vida consciente está adosada a una espera inconsciente que es como una memoria del espíritu, una memoria-espíritu. No se trata de la memoria de lo que hemos vivido y cuyo recuerdo se ha conservado; se trata más bien de la memoria de lo que hemos sido impedidos de vivir, cualesquiera sean las razones. Nosotros podemos vivir nuestra vida ordinaria, estar ocupados como nunca, no deja de ser cierto que el yo de las profundidades espera y no hace más que eso, esperar, hasta el momento en que toda ese espera acumulada se cristaliza sobre un objeto o una situación propicia a través de las cuales se expresa. El yo no había dejado de estar presente, de manera virtual, completamente análogo a un nombre que no se ha llegado a encontrar y que obedece al mismo funcionamiento paradojal. Hay en efecto una paradoja del nombre olvidado: sabemos perfectamente de qué nombre se trata puesto que sabemos que ninguno de los que se presenta al espíritu conviene, pero paralelamente, ignoramos totalmente de qué nombre se trata puesto que justamente lo buscamos. Solo que aquí no se trata de un nombre, se trata de nosotros mismos. El yo profundo presiona en los bordes de yo de superficie con la misma insistencia y la misma indeterminación que ese nombre que tenemos en la punta de la lengua, a la vez perfectamente conocido y totalmente ignorado, a la vez propiamente singular (puesto que es lo que somos de más personal) y completamente indeterminado. Estamos acosados por nosotros mismos: el yo profundo es el fantasma de la libertad."

"Potencias del tiempo." - David Lapoujade.

"Crucero."

Imagen: Créditos al autor.

"Es el conjunto de estos afectos creadores el que nos apega a la vida. El apego ya no es indirecto como en las formas precedentes. Ya no pasa por la sociedad de los hombres (todo de la obligación) ni por una sociedad de «seres fantasmales» (todo de la religión). Procede de la vida misma en tanto ella coincide de ahora en más con su principio creador. La vida nos apega a ella por su potencia creadora en tanto creación de sí por sí. El apego deviene así amor y produce alegría como su afecto esencial. Liberada de las formas de la representación, liberada de los círculos en los que se arremolina la especie, liberada de la voluntad humana, liberada de toda mediación dialéctica, la creación ya no conoce obstáculo y se experimenta entonces como divina. Ya nada separa la exigencia de creación del principio vital del acto creador mismo excepto su diferencia de nivel. Como dice Bergson, el individuo actúa al mismo tiempo como es «actuado», como si abdicar su voluntad le hiciera acceder a una voluntad aun más potente. El apego a la vida se confunde con una nueva forma de confianza: «Hay de ahora en más, para el alma, un exceso de vida. Es un inmenso élan. Es un impulso irresistible que la lanza en las empresas más vastas. Una exaltación calma de todas sus facultades hace que vea en grande y, por débil que sea, que realice potentemente»."

"Potencias del tiempo." - David Lapoujade.

"YA-MAN!"

Imagen: Créditos al autor.

"Son todas esas exigencias infinitesimales, casi insignificantes tomadas en sí mismas, las que van a constituir la energía espiritual cuya expresión será luego el acto libre. Oscuramente, el yo de las profundidades siente acumularse en él esos movimientos virtuales y engrosarse esta exigencia; no deja de tener analogía con el vegetal de «La Evolución Creadora» que acumula, a través de sus síntesis pasivas, una energía salida de elementos minerales obtenidos de la atmósfera, de la tierra y del agua, pero que jamás convierte en movimiento por sí mismo. En él, el movimiento sigue siendo virtual y solo se actualiza en el animal. «formadas por moléculas muy complejas que encierran, en estado potencial. una suma considerable de energía química, (las plantas) constituyen especies de explosivos, que solo esperan una chispa para poner en libertad la fuerza almacenada». ¿No es la definición misma de las emociones en tanto se acumulan en las profundidades del yo? ¿Y no es el yo de las profundidades el que se llena de una energía espiritual que el yo de superficie será conminado a hacer explotar en una libre creación? En este sentido, el acto libre es activo de toda la pasividad acumulada."

"Potencias del tiempo." - David Lapoujade.

"Cuentenmé."



"...la materia y la vida que llenan el mundo están también en nosotros; las fuerzas que trabajan en todas las cosas, las sentimos en nosotros, cualquiera sea la esencia íntima de lo que es y de lo que se hace, nosotros somos eso. Descendemos entonces en el interior de nosotros mismos: más profundo sea el punto que habremos tocado, más fuerte será el empuje que nos devolverá a la superficie. La intuición filosófica es ese contacto, la filosofía es ese impulso."

"Potencias del tiempo." - David Lapoujade.

"Flow."

Imagen: Jean-Michel Basquiat.

"La vida social supone, en efecto, innumerables e infinitesimales coerciones, represiones, repudios de la sensibilidad, miles y miles de aplastamientos y ocultamientos de su potencia de expresión (plano estético), pero también miles de ínfimas vergüenzas, compromisos o cobardías que ofenden nuestra «concepción particular de la vida» (plano ético). No se puede comprender la concepción de la libertad de Bergson sin mensurar ante todo hasta qué punto el sistema de la vida social se opone en nosotros a toda forma de expresión (estética o ética). Uno está impedido de actuar libremente solo en la medida en que primero está impedido de expresar plenamente. Por eso la libertad, en Bergson, no es tanto una libertad de acción como una libertad de expresión y de creación. Ciertamente, Bergson no cesa de hablar de «acto libre». Pero actuar, no es ejecutar una acción, es ante todo expresar o crear. El hombre que actúa libremente es ante todo aquel que expresa lo que hasta entonces no había podido serlo, habida cuenta de las exigencias de toda clase que pesaban sobre él. La libertad es una creación de sí mismo por sí mismo y el hombre libre es análogo a un artista o a un moralista superior. «Somos libres cuando nuestros actos emanan de nuestra personalidad entera, cuando la expresan, cuando tienen con ella esa indefinible semejanza que se encuentra a veces entre la obra y el artista».

"Potencias del tiempo." - David Lapoujade.

"Chapeaux."

Imagen: Créditos al autor.

"Es aquello de lo que el «yo de las profundidades» no cesa de llenarse y cuya expresión son luego los actos libre. ¿Qué falta a las vidas que evocamos precedentemente? Se puede decir que carecen de realidad, de libertad, de vitalidad, pero antes que nada y ante todo carecen de los movimientos que los volverían más reales, más vivos y más libres; se privan del impulso que los liberaría de su destino o más bien curvan cada movimiento que nace hacia ese mismo destino. A la inversa, emocionarse en la «pura duración» supone liberarse de ese encierro, simpatizar con otras duraciones, «entrar en lo que se hace, seguir lo moviente, adoptar el devenir que es la vida de las cosas». Es en este sentido que Bergson puede decir que, «cualquiera sea la esencia íntima de lo que es y de lo que se hace, nosotros estamos allí. Nosotros participamos en el movimiento de lo que se hace en la medida en que nos emocionamos. Es que la emoción no es un afecto que reacciona ante la presencia o la ausencia de algo, lo cual es propio de todos los afectos llamados "temporales", es un afecto que se emociona del pasaje del tiempo o del movimiento de los seres en tanto tales. Este afecto es emoción del pasaje mismo del tiempo en lugar de emocionarse de los seres (o de las nadas) que lo pueblas (o lo despueblan)».

  Pensar el pasaje del tiempo, simpatizar con ese pasaje, es justamente liberarse de lo que es, de lo que nos ata a los seres o a las nadas. Correlativamente, es la razón por la cual se buscaría en vano un Bergson, aunque a veces él se exprese así, una definición del pasado como aquello que ya no es o del porvenir como aquello que aún no es. Ser y nada no permiten pensar el tiempo de manera adecuada. Todo el problema proviene a qué el hecho de que el pensamiento se ha ligado a los seres -antes que a los movimiento de dichos seres-. ¿No es el caso de los melancólicos que quedan atados al pasado o al porvenir? ¿No es también lo propio de la metafísica permanecer atada a lo que era o a lo que podría ser y engendrar así toda una serie de falsos problemas? Uno solo se convierte en metafísico o religioso a fuerza de salir de la inmanencia o de la duración. Si no hay ninguna dialéctica de la ausencia y de la presencia en Bergson, es porque la duración no está unida al ser -ni a los seres-, se confunde por el contrario con el puro devenir. La emoción de la duración es un afecto que ya no es atadura. Por eso no es indiferente que Bergson descubra la duración al mismo tiempo que una nueva concepción de la libertad. Apegarse a la duración nos libera de la adhesión a los seres y a las nadas en la medida misma en que nos hace simpatizar con sus movimientos. La duración bergsoniana es una ascesis, casi una lección de moral."

"Potencias del tiempo." - David Lapoujade.

"GUArdaelpiscuí!"

Imagen: Créditos al autor.

"Oscilación no quiere decir aquí alternancia o antagonismo: no se supondrá que pasaremos alternativamente del yo pasivo al yo activo ni que luchan uno contra el otro. Pasivo y activo no se excluyen mutuamente, al contrario: la pasividad es siempre contemporánea de la actividad; es su correlato. En Bergson, uno es siempre al mismo tiempo activo y pasivo. Es lo que dice Bergson cuando describo los dos aspectos del yo como estando lado a lado o uno debajo del otro, en todo caso, paralelos uno al otro e ignorándose recíprocamente: «Cuando contamos de manera explícita unidades alineándolas en el espacio, ¿no es cierto que al lado de esta adición cuyos término idénticos se dibujan sobre un fondo homogéneo, se prosigue, en las profundidades del alma, una organización de dichas unidades unas con otras?». Entre los dos aspectos del yo, la relación es de coexistencia. El yo de las profundidades bordea o acompaña el yo de superficie a la manera de un fantasma . A menos que, sea a la inversa, que el yo de superficie sea el fantasma descolorido o la sombra proyectada de yo de las profundidades."

"Potencias del tiempo." - David Lapoujade.

"Jajaja."

Imagen: Créditos al autor.

"Lo que constituye nuestra religiosidad natural son dos actos: creer y delirar. Pero el delirio solo es vital en tanto está determinado por el acto de creer. Por eso nuestras fabulaciones deben insertarse en el mundo para volverse reales. Se fabula en la exacta medida en que las representaciones imaginarias o delirantes pueden hacerse pasar por reales. Es la definición misma de la creencia. Creer es tener por real. Esto significa que esas representaciones fantasmales adquieren la misma eficacia sensorio-motriz que las representaciones de lo real según las cuales acostumbramos actuar. El hombre inserta sus fábulas en el mundo real, pero también envuelve el mundo real en sus fábulas."

"Potencias del tiempo." - David Lapoujade.

"-º-"

Imagen: Créditos al autor.

"La continuación de lo que precede en lo que sigue y la transición ininterrumpida, multiplicidad sin divisibilidad y sucesión sin separación, para reencontrar al fin el tiempo fundamental."

"Potencias del tiempo." - David Lapoujade.

"Tip."

Imagen: Créditos al autor.

"La apertura del porvenir es proporcional a la cantidad de pasado que llega a insertarse en la acción presente."

"Potencias del tiempo." - David Lapoujade.

"-Holis!"

Imagen: Créditos al autor.

"Si el porvenir se abre nuevamente, es a partir del pasado más profundo, del pasado por entero, a la manera de un tiempo recobrado proustiano. A menos que sea Proust quien es bergsoniano en este punto. «Así toda mi vida hasta ese día habría podido y no habría podido ser resumida bajo este título: Una vocación. No habría podido serlo en el sentido de que la literatura no había jugado ningún rol en mi vida. Lo habría podido en el sentido de que esta vida, los recuerdos de sus tristezas, de sus alegrías, formaban un depósito igual a ese albumen que está alojado en el óvulo de las plantas y en el cual extrae su alimento para transformarse en semilla, en ese tiempo en el que aún se ignora que el embrión de una planta se desarrolla, el cual es sin embargo el lugar de fenómenos químicos y respiratorios secretos pero muy activos». ¿No volvemos a encontrar aquí los dos yo de Bergson, el yo de superficie, aquel que vive «en los placeres frívolos, en la ternura, en la pereza, en el dolor» y el yo de las profundidades, que almacena secretamente los materiales de la obra literaria por venir, como la «semilla que pone en reserva todos los alimentos que nutrirán a la planta»?¿No es el pasado, por entero «recobrado», el que se libera en el acto libre de la obra por hacer?"

"Potencias del tiempo." - David Lapoujade.

"Aish."

Imagen: "Guest." - Christopher Bucklow.

"Es la propia duración la que, en nosotros, es emoción. Inversamente, es solo a través de las emociones que somos seres que duran o más bien que dejamos de considerarnos como seres para devenir duraciones, como un sonido existe o dura por su vibración, y por nada más. En lo profundo, ya no somos seres, sino vibraciones, efectos de resonancia, tonalidades de alturas diferentes. Y el universo mismo llega a desmaterializarse para devenir duración, una pluralidad de ritmos de duración que, ellos también, se escalonan en profundidad según niveles de tensión distintos."

"Potencias del tiempo." - David Lapoujade.

22.1.16

"Acá."

Imagen: Ranchin´. Evan Cole.

"Oh Gran Espíritu, cuya voz oigo en el viento y cuyo respiro da vida a todo el universo.

  Óyeme, soy pequeño y débil, uno de tus muchos hijos.

  Déjame pasear en la belleza y permíteme que mis ojos siempre puedan contemplar el rojo y el púrpura de la puesta de sol.

  Haz que mis manos respeten las muchas cosas que tu has creado y agudiza mis oídos para oír tu voz.

  Hazme sabio para comprender todas las lecciones que tu has escondido detrás de cada hoja y de cada roca.

  Dame fuerza no para ser más fuerte que mi hermano, sino para luchar contra mi peor enemigo: yo mismo.

  Y hazme siempre listo para ir ante ti con las manos limpias y la mirada recta para que cuando la luz se desvanezca como se desvanece la puesta de sol, mi espíritu pueda llegar ante ti sin ninguna vergüenza."

"La sabiduría del indio americano; Oración indios Sioux." - Joseph Bruchac.

"Todo de nuevo."

Imagen: Dizzy Gillespie con los pi. Créditos al autor.

"Cualquier cosa que hagas en la vida,
hazla lo mejor que puedas
con tu corazón y con tu mente.

Y si lo haces de esa manera,
el Poder del Universo vendrá en tu ayuda,
si tu corazón y tu mente están Unidos.

Cuando uno es miembro del Círculo de la Gente
uno debe ser responsable,
pues Toda la Creación está relacionada,
y el dolor de uno es la herida de todos,
y el honor de uno es el honor de todos,
y todo lo que hacemos afecta a todo el Universo.

Y si lo haces de esta manera,
es decir, si verdaderamente unes
tu corazón y tu mente como Uno Solo,
cualquier cosa que pidas, así será."

"La sabiduría del indio americano; Mujer de Búfalo Blanco." - Joseph Bruchac.

18.1.16

"Gracias."

Imagen: ...

"...Y mientras yo estaba allí, vi más de lo que puedo decir, y comprendí más de lo que vi; porque yo estaba viendo de una manera sagrada, las formas de todas las cosas en el espíritu, y la forma de todas las formas, ya que deben vivir juntos como un solo ser..."

"La sabiduría del indio americano; Sioux Oglala." - Joseph Bruchac.

6.1.16

"Y Boston?"

Imagen: Créditos al autor.

"La vida está mortalmente encendida o mortalmente apagada."

"Conquista de lo inútil." - Werner Herzog.

28.11.15

"aAAAaa."

Imagen: Miami Vice.

"De mañana las gamuzas vuelan, luego por la noche ya se frenan, me dijo Walter durante el desayuno. Pese a la rima el clima está tenso, y yo voy a tener que despedir a algunas personas, ante todo a Alban, el escultor, que iba a entregar la figura de la proa hace ocho días, lo prometió con toda seguridad, pero resulta que todavía no consiguió la madera para hacerla. Furioso fui a verlo y le pedí explicaciones. Sí, tenía la madera, me aseguró, y también me la mostró. ¿Por qué no empezaba entonces de inmediato con el trabajo? La madera primero tenía que secarse, pero mañana tendría lista la figura. Quice saber cuánto necesitaba la madera para secarse. ¿Una semana, un mes, dos años? No, tanto no, dijo con decisión. ¿Cuál sería entonces el próximo paso? Primero iba a tornear la madera en torno grande. Hice que me mostrara el torno, y desde el primer momento estaba claro que delante de mí tenía una ruina con el eje central roto. ¿Podría suplantar el eje? sí, inmediatamente. ¿Qué significaba eso de inmediatamente? Bueno, el eje había que traerlo de Miami, de ahí venía el torno. Pero también podía tallar la figura sin torno, sólo que demoraría un poco más, bien poquito nomás. Marcamos con un lápiz días y semanas en un pedazo de madera y yo sumé: según mis cálculos, en el mejor de los casos podíamos contar con la figura de proa en tres semanas, más realista eran cinco a seis semanas. Alban me miró entonces con ojos sonámbulos y dijo que no, tanto no, nunca. ¿Cuándo terminaría? Entonces alzó la vista al cielo en profundo éxtasis, como un santo de la escuela de los Nazarenos, y exclamó: «¡Mañana!»."

"Conquista de lo inútil." - Werner Herzog.

27.11.15

"Tss tss..."

Imágen: Escher.

¨...Por la noche pasan las ratas por ahí arriba y yo, medio dormido, pienso siempre que caminan directamente sobre mi cabeza. A los mosquitos me acostumbro lentamente cada vez que vuelvo. Subimos una hora por el río Momón, apagamos el motor y nos dejamos arrastrar de vuelta río abajo por la corriente lenta, casi imperceptible. Me invadió tal paz que creí descubrir algo de mi vida que se me había perdido."

"Conquista de lo inútil." - Werner Herzog.

9.8.15

"Leer con todos."

Imagen: El escritorio de Einstein, como lo dejó. Ralph Morse.

"La verdad se encuentra de instante en instante La verdad no puede ser acumulada. Lo que se acumula es siempre destruido; se marchita. La verdad no puede marchitarse jamás, porque sólo podemos dar con ella de instante en instante, en cada pensamiento, en cada relación, en cada palabra, en cada gesto, en una sonrisa, en las lágrimas. Y si usted y yo podemos encontrar esa verdad y vivirla -el vivirla mismo es el encontrarla-, entonces no nos volveremos propagandistas; seremos seres humanos creativos, no seres humanos «perfectos» sino seres humanos creativos, lo cual es inmensamente distinto."

"OCK - Vol. VII." - Jiddu Krishnamurti.

"_______"

Imagen: Creditos al autor.

"Pero las artes de las que venimos hablando deben -en contraste [con las demás]- engendrar en nosotros, por medio de números y de relaciones numéricas, no una fábula, sino esa fuerza oculta que da origen a todas las fábulas."

"Eupalinos." - Paul Valéry.

"Baba."

Imagen: "Desayuno navideño." - Jardí Botànic. Lucía Ibáñez Martínez.

"Delante de una masa delicadamente aligerada de su peso, y de apariencia tan simple, nadie se daba cuenta de que era conducido hacia un estremecimiento de felicidad por unas curvas imperceptibles, por unas inflexiones mínimas y omnipotentes; y por aquellas profundas combinaciones de lo regular o lo irregular que el artista había introducido y escondido y hecho tan imperiosas que se tornaron indefinibles. Ellas impulsaban al observador, dócil en su presencia invisible, a pasar de una visión a otra y de grandes silencios a murmullos de placer, a medida que avanzaba, retrocedía, volvía a acercarse, a medida que erraba alrededor de la obra, movido por ella, juguete de la admiración.«Quiero,» decía el hombre de Megara [el arquitecto Eupalinos], «que mi templo conmueva a los hombres como los conmueve el objeto de su amor.»"

"Eupalinos." - Paul Valéry.

"On repeat."

Imagen; Créditos al autor.

"Después de haber tocado una obra de Chopín, me siento como si hubiese llorado por unos pecados que nunca cometí y llevase luto por unas tragedias que no he vivido. Me parece que la música siempre produce ese efecto. Nos crea un pasado que no conocíamos y nos llena del sentimiento de penas que fueron ocultadas a nuestras lágrimas. Me puedo imaginar a un hombre que hubiese hecho siempre una vida perfectamente prosaica y que, oyendo por casualidad algún pasaje musical extraño, descubriera repentinamente que su alma ha pasado, sin él notarlo, por terribles experiencias y conocido alegrías espantosas, amores desenfrenados o grandes sacrificios."

"El Crítico como Artista." - Oscar Wilde.

8.8.15

"ABC."

Imagen: "La galaxia." - Sofía.

"...el sentido de toda bella cosa creada, está tanto, cuando menos, en el alma de quien la contempla, como en el alma de quien la forjó. Incluso es más bien el espectador quien presta a la cosa bella sus múltiples significados y nos la hace maravillosa, poniéndola en alguna relación nueva con la época, de tal modo que llega a ser una parte esencial de nuestras vidas..."

"El Crítico como Artista." - Oscar Wilde.

3.8.15

"Aun así."

Imagen: Créditos al autor.

"Toda complicación de este universo, esta imposibilidad de un comienzo o de un fin, este sol que quema sin consumirse, esta necesidad de aquello que nos parece mal, todo esto debe probar al hombre que, aunque se muestre orgulloso de su inteligencia, y se sirva continuamente de ella para exigir la razón de todo, no puede con su ayuda traspasar el misterio universal. Hay más: en vista de la perpetua contradicción entre mil cosas necesarias y aquello que llamamos las leyes de la razón, y que son solo los límites de nuestro débil instinto, es probable que el hombre esté tan lejos de los verdadero, de la pura y matemática razón de todo, como esta mosca que veo pasearse en el calor, volar en todas las direcciones; con esta ventaja al menos de la mosca sobre el triste y sonso heredero de Adán y su pasión por un indiscreto conocimiento, que ella no se inquieta por aquello que es negado a su naturaleza, y siguen las estrechas leyes de su ser, sin rebeldía ni vana curiosidad por conocerlas."

"Metafísica y belleza." - Eugène Delacroix.

"A todos."

Imagen: Créditos al autor.

"En efecto, por más que busquen la verdad en las masas, yo solo la encuentro, cuando la encuentro, en los individuos. Para que la luz brote de las tinieblas, es preciso que Dios encienda allí un sol; para que la verdad penetre en un pueblo, es preciso que Dios lance allí un legislador. La verdad solo es revelada al genio, y el genio existe siempre solo. ¿Qué ven en la historia? De un lado Moisés, Sócrates, Jesucristo; del otro los hebreos, Grecia y el universo. De un lado los pueblos que persiguen y matan; del otro la víctima aislada que los ilumina. Siempre un hombre y un pueblo; siempre la razón individual trabajando en formar la razón universal. Los pueblos, dice admirablemente Bossuet, solo duran en tanto haya elegidos que se abran de su multitud."

"Metafísica y belleza." - Eugène Delacroix.

"+1."

Imagen: Onda partícula de luz. Créditos al autor.

"He visto, en la playa de Tánger, que está formada de una arena muy fina, que el oleaje al retirarse cavaba pequeños surcos que se reproducían sin cesar variando con cada marea, y el dibujo de esos pequeños canales por donde se retira el agua es, por así decir, idéntico a la estría de la piel de los tigres. Hace algunos días, fui sorprendido, ascendiendo el camino que va del puente a Champrosay, por pequeños montoncitos aplastados de bosta de vaca que habían formado manchas que me han recordado algún otro dibujo de un objeto analógico, pero que me dejaron convencido de que esas manchas deben reproducirse de la misma manera.

  Solo conocemos de la ciencia las groseras antecámaras donde el común de los científicos se codea con los más hábiles; estos entreven de un tiempo a otro algunas chispas que se escapan solo para ellos, y todavía de una manera confusa, desde el interior del templo en donde se encierra a la naturaleza. Ese miserable excremento secado al sol fijará el pensamiento tanto como los soles y los mundos, y será la ocasión de un problema que abrace él mismo un mundo de observaciones. Díganme, señores, ¿cuál es el compás presente por todas partes y ocupado en dibujar en el fango, tal como lo está en trazar la ruta de los astros en los cielos, esa raya variada y regular en sus giros?"

"Metafísica y belleza." - Eugène Delacroix.

"Blablabla..."

Imagen: Créditos al autor.

"La naturaleza despliega sus magnificencias a menudo sin fin, a menudo con un lujo que los partidiarios de la utilidad llamarían derrochador. Parece deleitarse en dar más esplendor a las flores, a los árboles de los bosques, que a los vegetales que sirven de alimento al hombre. Si lo útil fuera el primer rango de la naturaleza, ¿no revestiría con más encantos a las plantas nutritivas que a las rosas que no son más que bellas? ¿Y de dónde proviene sin embargo del hecho de que, para hablar de los altares de la divinidad, se buscarían más las inútiles flores que las producciones necesarias? ¿De dónde proviene el hecho de que aquello que sirve al mantenimiento de nuestra vida tenga menos dignidad que las bellezas sin fin? Es que lo bello nos llama a una existencia inmortal y divina cuyo recuerdo y respeto viven simultáneamente en nuestro corazón."

"Metafísica y belleza." - Eugène Delacroix.

"En lista."

Imagen: Créditos al autor.

"Pero la visión de las bellas obras de todos los tiempos prueba que lo bello no se encuentra en semejantes condiciones: no se transmite ni se concede como la herencia de un arriendo; es el fruto de una inspiración perseverante que no es más que una serie de pesadas labores; sale de las entrañas con dolores y desgarros, como todo lo que está destinado a vivir; constituye el encanto y el consuelo de los hombres, y no puede ser el fruto de una aplicación pasajera o de una tradición banal. Palmas vulgares pueden coronar esfuerzos vulgares; un asentimiento pasajero puede acompañar, durante el transcurso de su éxito, algunas obras alumbradas por el capricho del momento; pero la persecución de la gloria exige otras tentativas: hace falta una obstinada lucha para arrancar una de sus sonrisas; y aún sería poco: hace falta para obtenerla, la reunión de miles de dondes y el favor del destino."

"Metafísica y belleza." - Eugène Delacroix.

9.4.15

"Lección Nro. 1"

Imagen: "The Philosopher's Stone." - Agostino Arrivabenne.

"Averiguad las fuentes del pesar, del gozo, del amor, del odio, del despertar aunque no queráis, y del ensueño aunque no queráis dormir, y del enfado aunque no queráis enfadaros y del enamoramiento aunque no queráis enamoraros. Si investigáis cuidadosamente estas cuestiones, lo encontraréis en vosotros mismos, al Uno y Múltiple, como ese pequeño punto; porque es en vosotros donde tiene su origen y donde radica su liberación."

"El libro de los símbolos (Monoimo. -OC, 9/II:347-)." - Ami Ronnberg.

20.3.15

"Porque puedo."

Imagen: Créditos al autor.

"Y ustedes, locos lúcidos, enfermos de tabes, cancerosos, meningíticos crónicos, son unos incomprendidos. En ustedes existe un punto que ningún médico comprenderá jamás, y para mí es precisamente ese punto el que los salva y los vuelve augustos, puros, maravillosos: ustedes están fuera de la vida, están por encima de la vida, tienen males que el hombre común no conoce, superan el nivel normal, y eso es lo que los hombres no les perdonan, ustedes envenenan su quietud, son disolventes de su estabilidad. Tienen irreprimibles dolores cuya esencia es ser inadaptable a algún estado conocido, inajustable a las palabras. Tienen dolores repentinos y huidizos, dolores insolubles, dolores que están fuera del pensamiento, dolores que no están ni en el cuerpo ni en el alma, pero que tienen algo de ambos. Y yo participó de sus males, y les pregunto: ¿quién se atrevería a medirnos el calmante? ¿En nombre de qué claridad superior, que es nuestra propia alma, a nosotros que estamos en la misma raíz del conocimiento y la claridad? Y esto por nuestras instancias, por nuestra insistencia en sufrir. Nosotros, a quienes el dolor hizo viajar en nuestra alma en busca de un lugar de tranquilidad donde aferrarse, en busca de la estabilidad en el mal, como los otros la buscan en el bien. No somos locos. somos médicos maravillosos, conocemos la dosificación del alma, de la sensibilidad, de la médula, del pensamiento. Tienen que dejarnos tranquilos, tienen que dejar tranquilos a los enfermos, nada pedimos a los hombres, solo pedimos el alivio de nuestros males. Hemos evaluado convenientemente nuestra vida, sabemos las restricciones que implica frente a los otros, y sobre todo frente a nosotros mismos. Sabemos a qué deformación consentida, a qué parálisis de sutilezas nos obliga cada día nuestro mal. No nos suicidamos en seguida. Mientras tanto, esperamos que nos dejen tranquilos."

"El arte y la muerte. Otros escritos." - Artaud.

19.3.15

"#nofilter"

Imagen: Créditos al autor.

"En el curso de esta búsqueda sepultada en los limbos de mi conciencia he creído sentir estallidos, como el choque de piedras ocultas o la petrificación repentina de fuegos. Fuegos que serían como verdades insensibles y por milagro vitalizadas.

  Pero es preciso ir a pasos lentos por la ruta de las piedras muertas, sobre todo para quien perdió el conocimiento de las palabras. Es una ciencia indescriptible y que explota de a lentas sacudidas. Y quien la posee no la conoce. Pero ni los mismo Ángeles la conocen, porque todo conocimiento verdadero es oscuro. El Espíritu claro pertenece a la materia. Me refiero al Espíritu, en un momento determinado y claro.

  Pero es necesario que inspeccione ese sentido de la carne que debe darme una metafísica del Ser, y el conocimiento definitivo de la Vida.

  Para mí, quien dice Carne dice ante todo aprensión, pelo erizado, carne al desnudo con toda la profundización intelectual de ese espectáculo de la carne pura y todas sus consecuencias en los sentidos, vale decir, en el sentimiento.

  Quien dice sentimiento dice presentimiento, es decir, conocimiento directo, comunicación vuelta sobre si misma y que se ilumina desde el interior. En la carne hay un espíritu, pero un espíritu veloz como el rayo. Y sin embargo, el estremecimiento de la carne participa en la alta sustancia del espíritu.

  Y sin embargo, quien dice carne también dice sensibilidad. Sensibilidad, vale decir, apropiación, pero apropiación íntima, secreta, profunda, absoluta de mi dolor de mí mismo; y por consiguiente, conocimiento solitario y único de dicho dolor."

"El arte y la muerte. Otros escritos." - Artaud.

"Estoy."

Imagen: Créditos al autor.

"La emoción de saber era dominada por el sentimiento de la mansedumbre infinita de la existencia*. Nada malo para mí podía provenir de esos ojos azules y fijos con los que usted inspeccionaba mi destino.

  Toda la vida se me convertía en ese dichoso paisaje donde los sueños giratorios se nos presentan con la cara de nuestro yo. La idea del conocimiento absoluto se confundía con la idea de la similitud absoluta de la vida y de mi conciencia. Y de esa doble similitud extraía la sensación de un nacimiento muy cercano, donde usted era la madre indulgente y buena y aunque divergente de mi destino. Nada me resultaba más misterioso, en el hecho de esa videncia anormal, donde los gestos de mi existencia pasada y futura se pintaban a usted con su sentido repleto de advertencias y relaciones. Sentía que mi espíritu había entrado en comunicación con el suyo, en cuanto a la figura de esas advertencias.

  Pero en suma, Señora, ¿qué son entonces esos parásitos de fuego que repentinamente se deslizan en usted, y por artificio de qué atmósfera inimaginable? Porque finalmente usted ve, y sin embargo, el mismo espacio desplegado nos rodea.

  Lo horrible, Señora, está en la inmovilidad de esos muros, de esas cosas, en la familiaridad de los muebles que la rodean, de los accesorios de su adivinación, en la diferencia tranquila de la vida en la que usted participa, igual que yo.

  Y sus ropas, Señora, esos ropas que tocan a una persona que ve. Su carne, todas sus funciones. No puedo acostumbrarme a esa idea de que está sometida a las condiciones del Espacio, del Tiempo, que pesaban sobre usted las necesidades corporales. Para el espacio, usted debe ser demasiado ligera.

  Y, por otra parte, se me aparecía tan linda, y con una gracia tan humana, tan de todos los días. Linda como cualquiera de esas mujeres cuyo pan y espasmo estoy esperando, y que me elevan hacia un umbral corporal.

  A los ojos de mi espíritu, usted carece de límites y de bordes, es absoluta, profundamente incomprensible. Porque, ¿cómo se adapta a la vida, usted que tiene el don inmediato de la visión? Y esa larga ruta lisa donde se pasea su alma como un péndulo, y donde yo leería en verdad el porvenir de mi muerte.

  Sí, todavía hay hombres que conocen la distancia entre un sentimiento y otro, que saben crear espacios e interrupciones a sus deseos, que saben alejarse de sus deseos y de su alma, para luego volver falsamente como vencedores. Y están esos pensadores que rodean penosamente sus pensamientos, que introducen apariencias en sus sueños, ¡esos sabios que desentierran leyes con piruetas siniestras!

  Por usted, deshonrada, despreciada, sobrevolando por encima de todo, usted pone una chispa a la vida. Y he aquí que la rueda del Tiempo se inflama de un solo golpe, a fuerza de hacer rechinar los cielos.

  Usted me toma, de pequeñito, barrido, rechazado, y tan desesperado como usted misma, y me alza, me retira de ese lugar, de ese espacio falso donde ya ni siquiera se digna de hacer el gesto de vivir, porque alcanzó la membrana de su descanso. Y ese ojo, mirada sobre mí mismo, esa única mirada dolorida que es mi existencia, usted la magnifica y hace que se vuelva sobre sí misma, y he aquí que un brote luminoso provoca delicias sin sombras, y me reanima como un vino misterioso.

  *Nada puedo contra eso. Tenía ese sentimiento ante Ella. La vida era buena porque esa vidente estaba ahí. La presencia de esta mujer era para mí como un opio, más puro, más leve aunque menos sólido que el otro. Pero mucho más profundo, más vasto y que abría diferentes arcos en las células de mi espíritu. Ese estado activo de intercambios espirituales, esas conflagración de mundos inmediatos y minúsculos, esa inminencia de vidas infinitas cuya perspectiva me abría esta mujer, finalmente me indicabas una salida a la vida, y una razón para estar en el mundo. Porque sólo puede aceptarse la Vida a condición de ser grande, de sentirse en el origen de los fenómenos, por lo menos de cierta cantidad de ellos. Sin poder de expansión, sin cierto dominio sobre las cosas, la vida es indefendible. Una sola cosa es exaltante en el mundo: el contacto con las potencias de espíritu. Sin embargo, ante esta vidente se produjo un fenómeno bastante paradójico. Ya no experimento la necesidad de ser potente, ni vasto; la seducción que ella ejerce sobre mí es más violenta que mi orgullo, y momentáneamente me basta con cierta curiosidad. Estoy dispuesto a abdicarlo todo ante ella: orgullo, voluntad, inteligencia. Sobre todo inteligencia. Esa inteligencia que es todo mi orgullo. Por supuesto, no hablo de cierta agilidad lógica del espíritu, de la capacidad de pensar rápido y de crear esquemas veloces sobre los márgenes de la memoria. Hablo de una penetración a menudo de largo plazo. que no requiere materializarse para satisfacerse, y que indica profundos puntos de vista del espíritu. Precisamente sobre la base de esta penetración defectuosa y las más de las veces sin materia (y que yo mismo no poseo), siempre pedí que confiaran en mí, así debieran hacerlo cien años y el resto del tiempo contentarse con el silencio. Yo sé en qué limbos encontrar a esta mujer. Aquí sondeo un problema que me acerca al oro, a toda materia sutil, un problema abstracto como el dolor, que carece de forma y que tiembla y se volatiliza al contacto con los huesos.

"El arte y la muerte. Otros escritos." - Artaud.